En este articulo podrás empezar a familiarizarte y elaborar tu estrategia Social Media Marketing.

¿Qué es Social Media Marketing?

Lo podríamos definir como la estrategia de marketing que una marca cualquiera desarrolla en las Redes Sociales para dar a conocer sus servicios o productos creando una vinculación con su público objetivo. Por ejemplo, una buena estrategia de Social Media Marketing es adaptar la comunicación, su periodicidad de acciones, su lenguaje y su tono a las distintas redes sociales.

Acciones de marketing en redes sociales

Existe una amplia variedad de acciones de marketing en redes sociales que toda marca puede poner en marcha, aunque aquí vamos a centrarnos en tres bloques estratégicos que engloban distintas acciones: publicidad en redes sociales, Inbound Marketing y marketing con influencers en redes sociales.

1.- Publicidad en redes sociales

  • Facebook Ads. Facebook posee una plataforma de publicidad específica de las más usadas por las marcas que quieren desarrollar su estrategia de Social Media Marketing. Facebook Ads, además, permite tener información fiable y constante sobre la conversión que está generando una determinada acción o anuncio.
  • Twitter Ads. Esta red nos permite promocionar cuentas para generar comunidad, promocionar tweets o promocionar tendencias.
  • Instagram. La red de la fotografía crece a pasos agigantados y, con ella, las posibilidades de desarrollar acciones de marketing online que mejoren la presencia en redes sociales.

2.- Inbound Marketing en redes sociales

El Inbound Marketing desarrolla las acciones de Social Media Marketing como una parte de un todo al que también contribuyen el SEO, el Email Marketing y el Marketing de Contenidos.

3.- Marketing con influencers en Redes Sociales

Con una estrategia de Social Media Marketing con influencers se genera un sentimiento positivo hacia la marca, al tiempo que se logra una mayor reputación y visibilidad.

Pasos para elaborar tu plan de social marketing

Pensar que un plan de Social Media Marketing es lanzarse a crear publicaciones sin haber elaborado con anterioridad una estrategia global, que permita planificar, poner en marcha y medir de forma directa y ágil nuestras acciones en las Redes Sociales es un gran error. Los siguientes son los pasos básicos que deben seguirse para implementar un plan de social marketing efectivo.

Análisis Social Media. 

El análisis de la situación en la que se encuentran nuestros perfiles en las diferentes redes sociales es el pilar sobre el que basar toda estrategia de social marketing. Para ello debemos analizar nuestros perfiles y los de la competencia:

  • Cuál es nuestro grado de actualización, pero no solo poner el foco en lo que comunicamos nosotros, sino también en qué se dice sobre nuestra marca en las redes sociales.
  • Saber qué redes sociales emplean nuestros seguidores y estudiar la estrategia en redes de nuestros competidores.

¿Como lo vamos a conseguir? Vamos a centrarnos en una Auditoria Social Media (Social Media Audit) que analiza la situación actual de la empresa:

  • Análisis de la página web. Vamos a comenzar con un análisis de la página web del proyecto que estamos analizando y la vamos a comparar con las web de la competencia para ver los puntos fuertes y débiles.
  • Análisis del posicionamiento online. El siguiente paso sería hacer una auditoría SEO del proyecto para ver cómo está posicionado en Google y ver cuáles son aquellos errores SEO que se deberían de optimizar antes de comenzar a definir la estrategia social de social media.
  • Información sobre la estrategia de marketing en redes sociales de la empresa. Lo que deberemos de hacer aquí es conocer cómo está funcionando la estrategia en redes sociales de la empresa.
  • Análisis de las campañas de Google Adwords
    Ahora que ya hemos analizado la estrategia en redes sociales del proyecto y de la competencia, es hora de analizar las campañas en Google Adwords y el rendimiento que se está obteniendo.
  • Análisis DAFO en Social Media
    Con el análisis DAFO lo que vamos a analizar son las fortalezas y debilidades (parte interna) y las oportunidades y amenazas (parte externa), siempre teniendo en cuenta cuál es nuestra meta.

→ Debilidades: Aquí deberemos de incluir todos aquellos factores que están o que pueden dificultar que consigamos alcanzar nuestra meta. Por ejemplo:

• La página web no está optimizada para convertir las visitas.
• Ausencia de una estrategia social media.
• Ausencia de una estrategia SEO.
• No tiene una estrategia de contenidos definida.

→ Fortalezas: Aquí hay que tener en cuenta todos aquellos elementos que nos pueden hacer mejor en comparación con la competencia. Por ejemplo:

• Excelente servicio de atención al cliente.
• Encuestas con elevados niveles de satisfacción.
• Trato personal e individualizado.

→ Amenazas: Deberemos de incluir todas aquellos factores externos que puedan afectar a nuestra estrategia de marketing en redes sociales. Por ejemplo:

• Empresas competidoras con una estrategia de social media más definida.
• Las páginas web de la competencia están más optimizadas.
• Tienen una estrategia SEO mejor definida.
• Los competidores están llevando a cabo campañas en Google Adwords.

→ Oportunidades: Lo fundamental es tener en cuenta aquellos factores externos que nos pueden proporcionar una ventaja competitiva con respecto a nuestros competidores. Por ejemplo:

• Prácticamente ningún competidor tiene una estrategia de vídeo marketing en su estrategia de social media.
• Pocas empresas tienen una estrategia de contenidos efectiva.
• No todas las empresas están usando campañas en redes sociales de pago.
• Instagram es una red social que podría dar buenos resultados en nuestra estrategia social media y que pocos competidores la están utilizando.

De esta forma hemos detectado en base al análisis cuáles son nuestras debilidades, cuáles son las posibles amenazas y los más importante, cuáles son aquellas oportunidades que podemos aprovechar para superar a nuestra competencia

Planificación de objetivos y KPIs

Lo primero que debemos hacer para planificar una estrategia es concretar nuestros objetivos a corto, medio y largo plazo, objetivos realistas y cuantificables. Conocer la meta de nuestro cliente, es decir, qué pretende alcanzar.
Definir nuestro público objetivo (edad, género, formación académica, ocupación, nivel socioeconómico, etc.) y elegir la red social más acorde a nuestro público.
En cuanto a los KPI social media, deben definirse en esta etapa, ya se trate de clics a los enlaces, crecimiento de seguidores, etc.

Desarrollo y Puesta en marcha de la estrategia

Previamente hemos elaborado un análisis muy profundo de cuál es la situación de la empresa y de sus competidores para, ahora, planificar y materializar nuestra estrategia de Social Media Marketing, dentro de un calendario fijado de acciones que debe contener:

  • Estrategia de posicionamiento
  • Acciones de social media optimization
  • Content marketing management
  • Estrategia de email marketing
  • Estrategias de fidelización. Este es uno de los últimos pasos que hay que llevar a cabo, y no el primero como muchas personas pueden creerse.

Medición de resultados

La medición del impacto de cada acción que se lleva a cabo en las redes sociales es tan importante, que no hacerlo impediría que estas tuvieran sentido. De nada sirve que hagamos la mejor estrategia si después no la medimos y no sabemos cómo funciona.
Para medir las acciones de social media que llevemos a cabo es necesario haber definido previamente los KPI.

es_ESSpanish
en_GBEnglish es_ESSpanish